lunes, 2 de febrero de 2009

General Villalba, Presidente del Patronato de Huérfanos del Ejército


Nuestro querido General Villalba

Semblanza del Excmo. Sr. D. Ricardo Villalba Rubio, Presidente que fue del Patronato de Huérfanos del Ejército y Héroe del asedio del Alcázar de Toledo.

Antes incluso de traspasar la puerta de nuestro primer colegio habíamos oido hablar ya del General Villalba. Una vez en el colegio, en más de una ocasión nos tocaron a rebato para recibir la visita del General Villalba. A nuestro limitado entender de nuestros cortos años no hacía falta que nadie nos dijese que aquel general ,que nos infundía una mezcla de respeto y admiración era, a la vez, un nuevo padre. Si algo pasase, allí estaría él; él sería nuestro valedor allí donde hiciese falta. Era nuestro agarradero último. Intuíamos que sus modos marciales y un cierto genio escondían a un enorme pedazo de persona que profesaba un inmenso cariño por sus huérfanos y sus madres, las viudas, quienes un día sí y otro también acudían en peregrinación a hacer sus peticiones y contarle sus cuitas, que no eran otras que nuestras cuitas. Mencionar al "General Villalba" -así con estas dos palabras le mentábamos siempre- era cosa mayor. Es de justicia traer hoy su figura, para ser honrada, a nuestro Blog de los PÍNFANOS y para dejar constancia de su heroica biografía, que estamos seguros, muchos de nosotros no conocíamos bien.

A continuación reproducimos su biografía según reza en Wikipedia.

El Blog de los PÍNFANOS

"Nació en Toledo en el seno de una ilustre familia Militar, su padre José Villalba Riquelme era a la sazón profesor de la Academia de Infantería, Academia que llegaría a mandar con él de cadete. Tanto él como sus hermanos recibieron de su padre el espíritu que los decidió por la carrera de las armas. Con 14 años ingresó en la Academia de Infantería de Toledo, en la promoción en la que se forjaron ilustres militares, Francisco Franco Bahamonde ,Camilo Alonso Vega, Vicente Rojo etc. Se casó en primeras nupcias con Maria Rosa Alonso Morales con quien tuvo tres hijos y tras su fallecimiento contrajo segundas nupcias con Maria Dolores Talavera Benegas, con quien tuvo otros cinco hijos más.

Al salir con el empleo de segundo Teniente fue destinado al Regimiento Córdoba Nº 10 de Granada y más tarde es destinado a la Guerra del Rif , donde demostró su arrojo y valentía en diversos combates, siéndole concedidas numerosas condecoraciones. Asciende a Teniente y es destinado a la Academia de Infantería de Toledo como profesor de matemáticas y como profesor de gimnasia (educación física). En el año 1917 es ascendido a Capitán y destinado como ayudante de su padre, el General de División José Villalba Riquelme. En el año 1920 su padre, ministro de la Guerra, funda la guarnición en que ocupaba el cargo de Gobernador militar del Escuela Central de Educación Física y Deportes de Toledo y a ella se incorpora su Hijo Ricardo como primer profesor, cargo que ostentará hasta el comienzo de la Guerra Civil Española

El día 18 de julio de 1936 le sorprende en su destino en la Escuela Central de Educación Física de Toledo y decide sublevarse y unirse al movimiento pero espera la llegada de su Coronel Don José Moscardó Ituarte que se había ausentado para ir a las olimpiadas de Berlin . Después de darles largas a las autoridades de Madrid sobre sus intenciones, los sublevados no tienen otro remedio que declarar el estado de Guerra, cosa que hacen el 21 de Julio en el Patio del Alcázar. Antes de encerrarse en la fortaleza, El Comandante Villalba se encarga de hacer subir de la fabrica de armas de Toledo al Alcázar toda la munición que esta alberga y con una columna ,que organiza formada fundamentalmente por Guardias civiles y soldados, cuida de que esta se produzca sin que los enviados del Gobierno puedan evitarlo, tras lo cual se refugia en el Hospital de Tavera esperando las tropas que desde Madrid mandan con intención de reducirlos y que es capitaneada por el General Jose Riquelme, su tío. El general Jose Riquelme se entrevista con su sobrino y tras un agrio enfrentamiento en el que según parece brillaron las armas se inicia el tiroteo que ya no cesará en ningún momento. El comandante Villalba se retira con sus hombres tras los muros del Alcázar de Toledo y ya no saldrá hasta su liberación a primeros de septiembre de 1936.

En el Alcázar se iniciaron los preparativos de la defensa y en ellos Ricardo Villalba tuvo un papel destacadísimo, el máximo, a decir de los sublevados; mantuvo el espíritu de los combatientes y jamás permitió que cosa alguna distrajera la voluntad de resistencia de la fortaleza; fue herido en cuatro ocasiones una de ellas por bala de cañón y ascendido por méritos de guerra. Liberado el Alcázar y repuesto de sus heridas se incorporó a la guerra organizando los Batallones de esquiadores–Escaladores de Montaña mandando la Infantería Divisionaria de la 74 División. Terminada la Guerra fue destinado con el cargo de Director a la Escuela Central de Educación física.

Participó en la División Azul con el grado de Coronel, al mando de un Regimiento de Infantería 263 bajo el mando del general Agustín Muñoz Grandes siendo felicitado por dicho general en numerosas ocasiones y de vuelta a España se reincorporó a su anterior cargo. Posteriormente fue destinado a mandar el grupo de Infantería de Regulares Alhucemas Nº 5. Ascendió a General de Brigada el 29 de febrero de 1952 y fue destinado como Gobernador Militar de Cáceres.

En 1954 es nombrado Presidente del Patronato de Huérfanos del Ejército cargo en el que se hizo muy querido por los huérfanos y en el que aun hoy es recordado con cariño, consiguió abrir los colegios a las carreras civiles.

Cesó en el cargo el 25 de ABril de 1970 pasando a desempeñar el cargo de Inspector Nacional Técnico de Deportes de España, fue, además, delegado de España de la federación Internacional de Educación Física con sede en Lund (Suecia) y vocal de la Junta de Educación Física Universitaria, en el Ministerio de Educación Nacional. Fue asimismo Teniente de Alcalde del Ilustrísimo Ayuntamiento de Madrid en la época en que fue edil don José María Finat y Escrivá de Romaní, Conde de Mayalde (1952-1965).

Falleció el día 10 de mayo del año 2004 siendo enterrado en la Cripta del Alcázar de Toledo.

Entre sus condecoraciones figuran: Cuatro Cruces Rojas sencillas. Una Cruz Roja pensionada. Cruz de Maria Cristina. Tres cruces de Guerra. Propuesta de Medalla Militar. Propuesta de Laureada de San Fernando. Laureada Colectiva del sitio del Alcazar. Cruz de Hierro de Primera clase del ejército alemán.Cruz Merito Militar de Italia. Cruz de la Corona de Italia. Comendador de Flechas Rojas de FET y de las JONS. Placa de Alfonso XII. Dos Cruces Blanca al Mérito Militar. Cruz y Placa de San Hemenegildo ... y otras muchas más.

Dejó obras escritas, tales como: Método para la instrucción del soldado de Infantería. Atletismo (cuatro tomos). Ficha medico-física para los estudiantes universitarios. Diversas conferencias dadas a los maestros Nacionales de Pamplona. Ejercicios sobre el plano en el desarrollo de temas tácticos. Fichas escolares para su aplicación en los Colegios de Huérfanos del Ejército de Tierra."

7 comentarios:

Russadir dijo...

Entrañable nuestro general Villalba..Fue compañero de mi padre en el colegio de Toledo y luego su hijo compañero de mi marido en Prado del Rey..Todos guardamos un gran cariño de aquel hombre sencillo y amable

El Blog de los PÍNFANOS dijo...

Efectivamente, coincidimos con tu comentario. En su etapa de Presidente del Patronato fue cuando más Pínfanos pasamos por los colegios, quizá bastantes miles.
Parte de mi mili la hice en una Delegación del Patronato de una provincia gallega y anda que no habré escrito a máquina miles de oficios que empezaban de esta guisa:

"Excmo Sr. General-Presidente de Patronato de Huérfanos de Oficiales del Ejército
MADRID

Asunto:Remitiendo solicitudes de ingreso en el Colegio de Santiago (Carabanchel Bajo)de los huérfanos ....

Adjunto, tengo el honor de remitir a la superior autoridad de V.E. escrito por el que .... (y luego el asunto)......
..............
Hice lo mejor que supe y pude durante 1 añito por mis colegas y compis. Un honor.

Anónimo dijo...

En 1954 es nombrado Presidente del Patronato de Huérfanos del Ejército ???? ¿Estais seguros de esta fecha? Yo entré en el CHOE en 1950 y me parece que ya era él Gran Jefe del pinfanato aunque puedo estar confundido.-Antonio

El Blog de los PÍNFANOS dijo...

Amigo Anónimo,
Creemos que no.Por pura cronología. El General Villalba estuvo de Director de la Escuela de Gimnasia de Toledo 10 años, una vez finalizada la guerra. En 1952 fue nombrado Gobernador Militar de Cáceres. No parece posible que en 1950 ya fuese Presidente del Patronato.
Un saludo

Anónimo dijo...

Soy hija de un huerfano del ejercito, profesor y director de la escuela Central de Educación Física, escribio un libro "JUDO Y DEFENSA PERSONAL EN LAS FUERZAS ARMADAS" y lo editó la imprenta del Patronato de Huérfanos de Oficiales del Ejercito, en Toledo.
Nos gustaria saber como podemos obtener algun ejemplar, se hicieron varias ediciones y no lo localizamos pues entonces no llevaba el ISBN que identifica a los libreo.
Sería para todos un recuerdo entrañable. Sabe algo alguien.
Muchas Gracias.
Rosa Fuentes

Anónimo dijo...

Hola.
Me gustaría agradeceros a todos que guardéis tan buenos recuerdos de mi abuelo y que lo sigáis apreciando. Es muy bonito todo lo que escribisteis de él, gracias.
También decios que, aunque el muriese cuando yo tenía sólo 7 años recien cumplidos, siempre he oido en mi padre, mis tíos y mi abuela, que mi abuelo Ricardo quería a todos los huérfanos a los que le fue posible atender y le encantaba estar con todos vosotros.
Me siento muy orgullosa de que así fuese porque creo que más importante aún que su carrera militar fue la gran persona que llegó a ser, entre otras cosas gracias a vosotros.
Yo no lo conocí muy bien pues era una niña, pero me alegra saber que hay personas que sí y que pudieron disfrutar de él como de un abuelo o un padre.
Gracias.
A lo del libro "Judo y defensa personal en las fuerzas armadas", intentaré enterarme.

Anónimo dijo...

EL GENERAL ERA UNA GRAN PERSONA;LASTIMA QUE SU ESPOSA DOLORES TALAVERA ESTUVIERA A AÑOS LUZ DE LA CALIDAD HUMANA DE D. RICARDO.