jueves, 2 de julio de 2009


LA TORRE DE HÉRCULES,
BIEN CULTURAL PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

El BLOG de los PÍNFANOS se alegra de la nominación por la UNESCO del FARO "TORRE DE HÉRCULES" como BIEN CULTURAL PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD. Por ello, felicita, de manera muy especial, a todos los Pínfanos herculinos y a todos los coruñeses y gallegos en general, así como a los españoles todos. Más de 2000 años de historia ha visto pasar el lucernario de este singular monumento, alumbrando a las embarcaciones en las crudas y bravas noches de la costa coruñesa y testigo incólume de la historia de tan bella ciudad, en la que según reza su eslógan, "nadie es forastero". ENHORABUENA a todos.

A continuación insertamos varios documentos sobre la Torre y la ciudad. El primero de ellos de la página del Ayuntamiento de La Coruña, dedicada a este evento, donde se recoge ya la concesión del galardón. El segundo, el texto de solicitud del INSTITUTO DE ESTUDIOS DE LA TORRE DE HÉRCULES a la UNESCO. El tercero es una nota sobre la etimología de la ciudad, que nuestra compañera y Pínfana Loli Izaga ha colgado en nuestro foro, recopilatoria de fuentes varias. Finalmente, un interesante vídeo, realizado por dicho Instituto, que no debéis perderos.

El sueño ya es realidad. La Torre de Hércules ha entrado por la puerta grande en la lista de patrimonios mundiales el sábado 27 de junio en torno a las 18.30 de la tarde, una hora y un lugar (Sevilla) que no van a olvidar los coruñeses y los gallegos. La alegría se desató en la ciudad, y además muchos han aprovechado para acercarse al monumento. Hasta el sábado, la visita a la Torre de Hércules será gratuita

Cuando Gaio Sevio Lupo, arquitecto lusitano natural de Coimbra y al servicio del Imperio Romano, construyó el Flavium o Pharum Brigantium sobre una península en el extremo sur del golfo de los ártabros para servir de guía a la navegación marítima en el Finisterrae de Europa, no podía imaginar que ese faro, conocido desde hace siglos como Torre de Hércules, iba a permanecer, dos mil años después, en el mismo lugar y con idéntica misión.
La historia de España, de Europa y del Mundo, no habría sido igual de no haber existido el Faro de la Torre de Hércules, el cual, dos mil años después de su construcción, continua siendo testigo y guía de la navegación marítima en uno de los puntos de mayor densidad de buques de todo el planeta. Es el único de todos los faros construidos por Roma que ha llegado hasta nuestros días con su altruista misión. Es un edificio singular, romano por dentro y en sus cimientos y neoclásico por fuera, con una simbología ciudadana que traspasa los límites del laicismo para convertirse en un elemento de adoración casi religiosa. Por todo ello, el INSTITUTO DE ESTUDIOS TORRE DE HÉRCULES, una institución cultural creada para fomentar y promocionar el patrimonio artístico, cultural y monumental de La Coruña, considera un deber solicitar a la UNESCO, con el apoyo de todos los organismos oficiales implicados, que se reconozcan los valores humanos, históricos, artísticos y culturales del faro romano más antiguo del mundo en funcionamiento, declarando a la Torre de Hércules “Bien Cultural Patrimonio de la Humanidad”.

Topónimo

Hay muchas teorías al respecto, desde étimos indoeuropeos (incluyendo celtas) o latinos:
Varias señalan un origen romano. Por un lado la posible evolución desde el latín acrunia = Península, que pasaría como falso artículo a Crunia > la Crunia. Proceso similar a Agrela (diminutivo de Agra = tierra de cultivo) > a Grela. En tiempos de Fernando II de León (siglo XII) aparece documentado el topónimo Crunia, en un escrito de 1262 aparece en un escrito La Crunia. Los nombres Curunia, Crunnia y Crunna son frecuentes en el medievo.
Otro posible origen latino es corona = Lugar alto, con numerosas variantes en gallego: Curuto, Curota, corote, coroa. Hay correspondencias toponímicas europeas, en inglés, sueco, checo, etc.
Para otros (V. Caridad Arias) Coruña se basa en el nombre de corono o Cronos, que también se dijo Acorán, Gron, Goron, Gronwy en galés, etc. Hay que recordar que las Columnas de Hércules fueron también llamadas Columnas de Crono. Estos nombres se refieren a la divinidad celeste suprema que los griegos llamaron Crono, palabra cuyo radical contiene la idea de «el alto», «el elevado», «la montaña», de donde proceden los nombres de Acre, Accra, y la acro-polis, las ciudades en lo alto. .
La forma celta del nombre Cronos es cruinne, antigua divinidad suprema, equivalente al Saturno romano. Dada la tendencia celta a la anticipación de la "i" desinencial, este nombre equivale a *Crunni, y puede ser la forma gaélica más inmediata del nombre epónimo de Cruni o Cruña.
Un topónimo de raíz celta es clunia, que pudo derivar a Crunnia, Cruña, Curuña y Coruña. Una localidad con nombre similar, Coruña del Conde (provincia de Burgos) , era Clunia Sulpicia. En Portugal hay un lugar llamado Quinta da Corunha cuyo origen parece ser el de una familia de la Coruña gallega.
Otra vía supone una derivación del topónimo Coruña desde Cornia atribuyéndolo a cuerno geográfico, como la región británica de Cornwall, que tiene esa forma, procede del término kerne (Kernyw en celta), muy similar al nombre del dios Kernunos. Autores griegos (Escílax, Diodoro Sículo...) hablaron, además, de una isla o península (nêsos) en la costa atlántica de África denominada igualmente Kerne. La palabra cuerno (latín cornus) se dice keras en griego, con la misma raíz ker- que el topónimo Kerne.
Una extendida teoría apunta a la raíz prerromana Cor- (también Car-) con el significado «roca, dureza, piedra junto al mar». Varias palabras célticas y mediterráneas sugieren la raíz indoeuropea. La coincidencia de topónimos en la zona sirve de referente a los defensores de esa versión: Corcubión, Corme, Cariño, Carnota, Corrubedo, etc.
También existen las denominaciones de A Cruña / A Crunha, casi en desuso
.

1 comentario:

Marta dijo...

Por fin la han nombrado patrimonio de la humanidad.

http://www.turgalicia.es/sit/ficha_datos.asp?ctre=122&crec=7021&cidi=E